Die Matratze!

Situaciones que te hacen más feliz que un regaliz y te destrozan dulcemente la espalda y el resto de tu cuerpo quedando reducida a una personajilla molida a palos! Y es que hoy fui al Ikea Nord Wien! Y es que para ir a estos sitios tienes que ir preparado:

  • Tener claro qué quieres.
  • Tener más claro todavía que NO necesitas comprar.
  • Tener un crédito limitado para gastar.

Teniendo arreglados esos puntos puedes proceder a adentrarte por el mundo de las flechitas de Ikea y sus armarios de plástico, sus sillas de gomaespuma y sus vajillas de mentirijilla. Pero oye todo con un diseño… total que de toda la gente que conozco somos tan originales que todos tienen (al igual que yo tendré) los mismos salones, sofás, cortinas o sillas de la cocina en sus casas.

Total que el resultado de 4 horas de aquí para allá en el Ikea puede ser algo así:

(notese que de esas 4 horas, 1h 30min fueron invertidas en sacar el maldito colchón y demás tableros de sus estanterías…)

Debo añadir como anécdota que los bancos últimamente me trollean y o no me dan dinero, o no me acepta el código de la tarjeta, o no me dejan pagar online… Total que imaginaros mi cara cuando metí la tarjeta para pagar …

Creo que ahora sí que puedo decir que empiezo a “Vivir en Viena”. Aunque tal vez no debería adelantar acontecimientos y esperar a montar la habitación y pasar mi primera noche en ella…

Próximamente os haré presentación oficial de cómo va quedando mi habitación…

como dicen por aquí

papa !!

Anuncios